ANC: Home Prensa Entrevistas "Las formas son discutibles, pero nuestra finalidad es la soberanía"

"Las formas son discutibles, pero nuestra finalidad es la soberanía"

Correo electrónico Imprimir PDF

LUIS GONZÁLEZ DOMÍNGUEZ

EL DÍA, Tenerife

Luis González Domínguez, militante de Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) -una formación que aboga por el soberanismo del Archipiélago-, remarca que la independencia de las Islas Canarias se ha retrasado demasiado tiempo, aunque se muestra optimista con lo que pueda ocurrir en este aspecto cara al futuro.

-Empezando esta vez por el final de la historia, ¿cuánto tiempo cree que falta para ver a una Canarias independiente?

-En principio, parece que estamos en tiempos en los que las cosas se precipitan un poco, entonces definir exactamente el tiempo es complicado. Pero sí que los tiempos parecen propicios para esa tendencia. Como la soberanía de nuestra tierra se ha retrasado demasiado, quizás empiezan a soplar vientos a favor. El ejemplo más reciente en el tiempo lo tenemos en Groenlandia, en donde se han establecido conversaciones con Dinamarca para la autodeterminación o una mayor autonomía de este territorio.

-Pero, ¿por qué es éste el momento propicio para alcanzar de una vez la independencia?

-Porque Canarias es una asignatura pendiente en la descolonización. Somos los últimos que estamos pendientes de que se lleve a cabo este tema. Creo que la tendencia que hay en la actualidad en la política internacional es terminar con el proceso de la colonización.

-¿Pese a la situación de crisis económica en la que está inmerso el mundo?

-Sí, desde luego, porque en un principio la crisis es del propio sistema, pero la cuestión importante es que la crisis va a servir también para que los canarios tomen posición y piensen un poco en lo que está ocurriendo en estos momentos.

-Usted forma parte de Alternativa Nacionalista Canaria (ANC), una formación política que surgió tras la escisión de algunos miembros de Alternativa Popular Canaria (APC). ¿Qué fue lo que ocurrió para llegar a esta ruptura?

-APC era un proyecto nacionalista de izquierda que, con cuatro años de vida, ya empezaba a aflorar y a tener importancia en la política canaria. La escisión se produjo cuando unos compañeros decidieron integrarse en Alternativa Sí Se Puede, un "chiringuito" creado quince días antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Esta acción contribuía a diluir el proyecto nacionalista de izquierda dentro de un movimiento con una tendencia de corte más social. De hecho, mire dónde está APC...

-Pero Alternativa Sí Se Puede obtuvo unos buenos resultados electorales...

-Creo que fue algo coyuntural, y lo que hubo fue un apoyo explícito de la gente que estaba en contra del Puerto de Granadilla. Pretendemos ocupar un espacio en la izquierda nacionalista que creemos que está sin ocupar.

-Entiendo que la apuesta de ANC es por la soberanía del Archipiélago...

- Por supuesto. Las formas son discutibles, desde luego, pero la finalidad es, sin duda, la soberanía, aunque supongo que en todo este entramado habrá matices que discutir.

-¿Cuál cree que debe ser la premisa fundamental para que se produzca la definitiva unidad nacionalista en Canarias?

-Aquí hay un modelo similar al catalán, con una izquierda y una derecha nacionalistas. Creo que en el entorno de Coalición Canaria hay una serie de partidos de centro-derecha (Centro Canario Nacionalista y Nueva Canarias) cuya historia natural es recogerse alrededor de lo que es CC. Bajo nuestro punto de vista tiene que haber una diferencia entre el nacionalismo de derecha y el de izquierda. Otra cosa es que cuando haya que discutir de soberanía nos sentemos en la mesa cada uno con su posición, pero no creo que se vaya a dar una gran formación nacionalista donde nos unamos todos.

-Entonces, si se produce esta unidad, por un lado sería la de los nacionalistas de izquierda, y, por otro, la de los de derecha...

- Es lo más normal y lo más lógico, porque no pueden vivir juntos dos personas que no se quieren. No tiene sentido.

-¿Qué opina de la actuación frente al Estado de ese nacionalismo de derecha que usted dice que representa Coalición Canaria?

-A veces te confunden, porque o parecen regionalistas o parecen más españolistas que nadie. A lo largo de todos estos años de gobierno ha habido una ambigüedad en cuanto a su propia definición. Ni ellos mismos han sido capaces de definirse como nacionalistas. Creo que las posiciones de Coalición Canaria han sido muy tibias, entrelazadas con la rabieta de turno para que les den lo que piden, pero no he visto una línea nacionalista.

-¿Cómo califica entonces los resultados del último congreso de CC, en el que se añadió un anexo a la ponencia ideológica que resultó muy polémico?

-Las bases reclamaron unas mayores cotas de soberanía y los dirigentes, al día siguiente, lo desmintieron. Esto quiere decir que las bases, donde hay independentistas, están sujetas a lo que digan los dirigentes actuales. Me parece absurdo que se desmienta dos días después de un congreso la ponencia ideológica aprobada en él. Esto viene a demostrar la ambigüedad de CC con respecto al asunto de la soberanía.

-¿Qué valores nacionalistas diferencian a ANC de otras formaciones de las Islas?

-Como nacionalistas de izquierda abogamos no sólo por la soberanía política, sino también por la soberanía alimentaria y el desarrollo sostenible. Nuestro programa va a estar basado en la defensa a ultranza del territorio. En Canarias viene de fuera casi el 95 por ciento de los recursos, el campo está abandonado, no existen unas políticas agrarias con las que podamos llegar a cierto abastecimiento... Todo eso es demencial cara al futuro del Archipiélago. Aquí se habla mucho de desarrollo sostenible pero realmente no hay una política para recuperar el campo de una vez, que el que trabaje sea rentable y no tenga que estar pendiente de subvenciones. Lo más preciado que tenemos en Canarias es el suelo agrícola y, por ello, si hacemos adosados, ¿a dónde vamos?

-¿Pero alimentar a dos millones de personas sólo con ese sector no es algo arriesgado?

-No sólo con ese sector. Este es un sector que está abandonado y que se ha dejado por completo de la mano de Dios, pero no hablamos de ése sólo, sino de que de una vez por todas haya una política seria agrícola donde si un joven apuesta por trabajar la agricultura, le sea rentable dedicarse a esa actividad.

-Las formaciones minoritarias se han venido quejando sistemáticamente de que el sistema electoral canario es injusto. ¿Es partidario de un cambio?

-Por supuesto. La actual ley electoral es absolutamente injusta, y creo que el Partido Socialista en Canarias ha promovido su cambio porque le interesa. De todas formas, un cambio nos beneficiaría a nosotros y a cualquier otro partido pequeño. Otra cosa es que se pueda competir con la maquinaria electoral que obra en poder de los tres grandes partidos. Pero ésa es otra historia.

-En ese sentido, ¿no da la sensación de que estas formaciones minoritarias han dejado abandonados a los ayuntamientos, que sólo aspiran a entrar en el Parlamento?

-Sí. De hecho, pretendemos presentarnos en todos los municipios que podamos, porque creemos que la política tiene que empezar desde los pueblos. Muchas veces se ha gastado demasiada energía en la zona metropolitana, donde, a veces, es más difícil obtener un representante.

-Varios sacerdotes han expresado en este mismo espacio sus ideas sobre una Canarias soberanista. ¿Cree que la Iglesia puede jugar un papel fundamental en la independencia del Archipiélago?

-La Iglesia, con su punto de vista, puede apostar por la soberanía por el miedo a la religión islámica que podría ir introduciéndose de una manera muy sutil a través de los miembros que practican esa religión. Parte de la Iglesia Católica se ha implicado en movimientos sociales y de liberación.

-O sea, que también podría tener algún interés en la independencia canaria...

-Pienso que sí, porque puede verse amenazada por la influencia islamista.

-Por cierto, ¿no considera que la base ideológica que han sembrado en las Islas los partidos estatales y Coalición Canaria es muy difícil de erradicar?

-Si los soberanistas tuviéramos los medios de comunicación para poder expresar nuestras ideas y poder explicárselas bien y con calma a la sociedad canaria, estoy seguro de que avanzaríamos. Hasta ahora lo que ha habido es una estrategia de machaqueo que nos ha metido en el ADN esa situación. Pero cuando el canario es capaz de analizar su situación, es absurdo que se sienta español. Forma parte del adoctrinamiento al que hemos estado sometidos durante 500 años.

Ultima actualización ( Viernes 16 de Abril de 2010 17:56 )  

¡Canarias despierta!

La Independencia como solución

 

ANC en Facebook

Find us on Facebook

Agenda ANC

Abril 2014
D L M X J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3