ANC: Home Prensa Entrevistas "Muchos políticos han provocado la dependencia que hoy tiene Canarias"

"Muchos políticos han provocado la dependencia que hoy tiene Canarias"

Correo electrónico Imprimir PDF

Aniaga DomínguezANIAGA DOMÍNGUEZ  

EL DÍA, S/C de Tenerife

Tiene sólo 26 años pero asegura tener bien asentada su identidad nacional canaria. Aunque aún no milita oficialmente en Alternativa Nacionalista Canaria (ANC), sabe que pronto lo hará. Licenciada en Sociología, termina ahora Relaciones Laborales por la Universidad de La Laguna, unos estudios complementarios que cursa por exigencias laborales.

-¿Cómo surgió su interés por el nacionalismo canario?

- Pues me viene de familia. Mi padre militó en los años 70 en el Sindicato Obrero Canario y en mi casa siempre se ha hablado de la conciencia nacional canaria. Estuve siempre rodeada de libros, documentos sobre Canarias... Hablábamos mucho de política en los encuentros familiares.

-Su interés político estuvo siempre del lado nacionalista, entonces, ¿no pensó nunca en otra ideología política?

-No, soy nacionalista y de izquierdas. Nunca me he planteado otra formación política porque los argumentos del nacionalismo de izquierdas son muy convincentes; cualquier persona que se ponga a pensar en la cuestión social canaria puede pensar que la solución a todos los problemas es la independencia.

-Se identifica usted con el nacionalismo de izquierdas. ¿Existe un nacionalismo en el Archipiélago que pueda denominarse de derechas?

-Se puede hablar de un nacionalismo de derechas entrecomillado, que sería el que practica actualmente Coalición Canaria, aunque yo creo que ellos no practican realmente un nacionalismo, sino que simplemente creo que es un mecanismo que han utilizado para ganarse la mayoría del electorado canario, porque saben que en Canarias hay una mayoría de ciudadanos que tiene un sentimiento nacional y ellos se han aprovechado de eso para conseguir votos. En la práctica real, en el día a día de la política de Coalición Canaria, lo que hacen no es defender Canarias como nación ni sus intereses, sino los de un determinado sector de la población que es el empresariado, sobre todo aquel que se dedica a la construcción y al turismo.

-La apatía general de los jóvenes por la política, ¿va en aumento?

-Es cierto que los jóvenes no tienen mucha esperanza en la participación política, pero creo que se está creando más conciencia nacional, incluso entre los jóvenes. La crisis beneficia al nacionalismo, porque hace que afloren todas las contradicciones que se dan en la economía. En esta situación la gente se plantea que es necesario un cambio, porque ve que falla la actual organización en la sociedad canaria.

-¿Cómo cree que debería ser el proceso para alcanzar la independencia en las Islas?

-Para empezar, el Estado español debería reconocer el derecho de los pueblos a la autodeterminación; es un derecho humano de carácter colectivo. Es difícil que un partido independentista gane las elecciones en Canarias, tal y como está organizado el actual sistema político y electoral, en el que se favorece a los grandes partidos y los pequeños tienen muy difícil ganar representación. Sin embargo, ese cambio en el sistema electoral no es la solución definitiva, porque lo que se necesita, sobre todo, es que el pueblo canario en general tenga más conciencia nacional. En ello hay que trabajar. Aparte de eso, debería existir un partido político que oriente hacia una determinada dirección ese sentimiento.

-Tenemos muy cerca el ejemplo del Sahara, un territorio al que la ONU ha planteado hace muchos años un proceso para su autodeterminación, pero sin éxito por ahora. ¿Cómo confiar en que en Canarias sea posible?

-El pueblo canario tiene todos los argumentos en su poder para lograr la independencia; también lo tiene el pueblo saharaui, pero hay una diferencia: Canarias es un pueblo desarrollado, tiene infraestructuras suficientes. El caso saharaui es sangrante, se violan los derechos humanos todos los días y es un pueblo que sufre torturas; nosotros no. No ha sido posible esa autodeterminación hasta ahora por las presiones internacionales e intereses económicos. También pasa eso en Canarias, no sólo por presiones económicas sino de la mayoría que ostenta el poder político en las Islas.

-¿Es partidaria de un proceso de unificación de los partidos nacionalistas?

-Es fundamental. Si no partimos de esa base no vamos a llegar a nada. Sin embargo, mucha gente en los diferentes procesos electorales ha votado a los partidos nacionales (PSOE, PP) por lo que llamamos voto útil, porque antes que nada la gente lo que se planteaba era un cambio: quitar a CC del poder. A falta de una alternativa nacionalista a Coalición se ha votado mayoritariamente al PSOE.

-¿Cómo se estructuraría la sociedad de ser Canarias un Estado independiente? Es la conocida pregunta de ¿de qué viviríamos?

-Me hace gracia que la gente se lo pregunte, porque yo cuando oigo eso respondo con otra pregunta: ¿De qué vivimos ahora? Canarias tiene suficientes recursos para ser autosuficiente, pero es verdad que el Estado español y muchos políticos canarios han hecho que el Archipiélago vaya caminando cada vez más hacia una mayor dependencia. Toda nuestra economía se ha centrado en el sector servicios y hay muy poca suficiencia. Por eso pienso que debería reorientarse la economía canaria hacia una mayor autosuficiencia. De esta forma romperíamos con la atrofia de la economía, que ahora mismo no tiene un equilibrio entre la industria, el sector agrícola y el de servicios. Aparte de eso, sería necesario delimitar nuestras aguas territoriales y reforzar la industria; bueno, más bien crearla, una industria basada en la pesca, por ejemplo. Si fuéramos un estado independiente tendríamos derecho a las 80 millas y podríamos al menos establecer la mediana con Marruecos. A todo ello se suman los beneficios de puertos, aeropuertos, turismo bien planteado, con respeto al medio ambiente... En definitiva, tenemos recursos de sobra.

-¿Cómo compatibilizar nuestra pertenencia a la UE con una ley de residencia que se demanda desde los movimientos independentistas y nacionalistas?

-Podríamos renegociar nuestras condiciones de adhesión a la UE, no necesariamente tendrían que ser las mismas que ahora. Hay ejemplos de territorios insulares como Malta con una ley de residencia. En el resto del mundo están Fidji, Hawai... Son territorios frágiles y, por eso, hay que controlar cuánta carga soportan.

Ultima actualización ( Viernes 16 de Abril de 2010 17:50 )  

¡Canarias despierta!

La Independencia como solución

 

ANC en Facebook

Find us on Facebook

Agenda ANC

Abril 2014
D L M X J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3